VOSOTROS SOIS EL SANTUARIO DEL DIOS VIVIENTE

"Así dice el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el de espíritu contrito y humilde" (Isaias 57:15) "Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos" (Exodo 25:8) Es espíritu Santo nos dice en el libro de los Proverbios que "las delicias de Dios son con los hijos de los hombres" (Proverbios 8:31)

Dios moró con Adán en el huerto, con Israel en el desierto, y en el templo edificado por Salomon. Ahora, Dios mora en su pueblo creyente, el templo es un tipo del cuerpo de Jesús (Juan 2:21) "Mas él hablaba del templo de su cuerpo" Hablaba de su Iglesia. "En quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor, en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu" (Efesios 2:21) Y de creyente individual "No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros" (1ª Corintios 3:16)

En el tabernáculo, Dios caminaba con su pueblo. Por eso era desmontable, y por cuarenta años, Jehová los acompañó en su peregrinación por las arenas ardientes de aquel desierto. En el templo, ya en tierra de Canaán, el pueblo moraba con él. La Iglesia de Cristo ahora es el templo del Dios viviente, la morada de Dios en el Espíritu y como tipo del creyente, podríamos considerar en esta ocasión.

1. - LA EDIFICACION DEL TEMPLO. LA IDEA TIENE SU ORIGEN EN DIOS (Exodo 25:8) "Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos" Dios siempre da el primer paso. Pablo dice a la Iglesia que ésta "fue escogida en Cristo antes de la fundación del mundo" (Efesios 1:4)

2. - SU FUNDAMENTO FUE ECHADO POR DIOS. (1ª Corintios 3:11) "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que esta puesto, el cual es Jesucristo" Tanto el lugar, la Iglesia, como la piedra, Cristo, fueron elegidas por Dios. El hombre era incapaz, y no tiene ningún fundamento aparte de la Redención. Dios mismo se ha pronunciado sobre el fundamento único y eterno sobre el cual él mismo ha edificado su Iglesia "Por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sión por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable..." (Isaias 28:16)

Cristo dijo de sí mismo que él era la piedra sobre la que se edificaría su Iglesia, y que por lo tanto, las puertas del infierno no prevalecerán contra ella (Mateo 16:18) En muchos momentos de la Historia de la Iglesia se había pensado que el cristianismo sería desarraigado, arrancado de esta tierra, y hoy más que en otras edades se piensa que la Iglesia ya no durará mucho, porque el mal está muy avanzado, y también porque la diosa ciencia se ha entronizado y con ella ya no es necesario la Fe ni la Iglesia. Las Puertas del Infierno no VENCERAN a la IGLESIA. Nuestro fundamento es estable y seguro. Sobre él se estrellaran todos lo inventos de Satanás por destruirla, porque Dios en Cristo vive y habita en ella.

3. - EL MATERIAL NO ERA IDONEO PARA EMPEZAR. "Después mandó David que se reuniese a los extranjeros que había en la tierra de Israel, y señalo entre ellos canteros que labrasen piedras para Edificar la casa de Dios" (1ª Crónicas 22:2) "Y así erais vosotros" (1ª Corintios 6:9-11)

4. - LAS PIEDRAS FUERON PREPARADAS DE ANTEMANO. "Y cuando se edificó la casa, la fabricaron de piedras que traían ya acabadas, de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro" (1ª Reyes 6:7) "A vosotros os dio vida, estando muertos, y ahora sois edificados como piedras vivas" (1ª Pedro 2:5)

5. - FUERON AJUSTADAS JUNTAS. Así somos edificados juntamente como morada de Dios, todos uno en Cristo Jesús (Efesios 2:22)

6. - EL TEMPLO FUE EDIFICADO SEGÚN EL MODELO DE DIOS. "Todas estas cosas me fueron trazadas por la mano de Jehová, que me hizo entender todas las obras del diseño" (1ª Crónicas 28:10)

7. - EL PROPOSITO DEL TEMPLO ERA:

a.- Para morada de Dios (Exodo 25:8)

b.- Un lugar donde Dios andaba (2ª Crónicas 6:16)

c.- Un lugar de santidad (Salmo 93:5)

d.- El lugar de la paz (Hageo 2:9)

e.- El lugar donde su Gloria fue revelada (Hageo 2:7 y Zacarías 2:5)

f.- Lo lleno (2ª Crónicas 7:1)

g.- Lo transformo (1ª Pedro 2:5)

h.- Lo reclamó (1ª Corintios 6:19)

i.- Lo santificó (Salmo 93:5 y Salmo 4:3)

Nosotros somos el santuario del Dios viviente, y él nos ha recordado hoy cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles. "El alto y el Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo, nos ha dicho que él habita con aquellos que son humildes y que tiemblan a su Palabra" (Isaias 66:2)

Por el contrario, a los soberbios mirará desde muy lejos y serán su abominación. 

MANUEL SALVADOR.
Predicador de la Iglesia de Cristo en Sevilla

 
       Volver a Predicaciones  Volver a Página Principal