Volver

La Biblia es:

Mi fortaleza

linea_animada.gif (5083 bytes)

Y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y aliénate. Y mientras él me hablaba, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido.

Daniel 10:19

Se deshace mi alma de ansiedad. Susténtame según tu palabra.

Salmo 119:28

Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. Y no quisisteis.

Isaías 30:15

Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu. Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor.

Efesios 3:16,17

Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo para participar de la herencia de los santos en luz.

Colosenses 1:10-12

Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Isaías 40:31

Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a las que no tiene nada preparado, porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza.

Nehemías 8:10

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Filipenses 4:13

No temas, poque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te efuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Isaías 41:10

Conmigo está el consejo y el buen juicio; yo soy la inteligencia; mío es el poder.

Proverbios 8:14

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ninguna.

Isaías 40:29

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Salmo 18:2

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Efesios 6:13

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Efesios 6:10


linea_animada.gif (5083 bytes)

  © 1999 Iglesia de Cristo de Sevilla