Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  28  de Mayo de 2006 - Nº 399

A menudo nos sentimos impactados por noticias cotidianas que desbordan nuestra capacidad de asombro,  pero al poco tiempo, como que nos adaptamos y aprendemos a convivir con el problema subyugando nuestra alma y nuestra conciencia.

Hace unos días vi en televisión un reportaje acerca del desbordamiento del río Danubio a su paso por tierras de Rumania. Entrevistaban a un campesino de unos setenta años afectado por la riada,  sus posesiones, escasas por cierto, se habían visto afectadas al punto de que una pequeña propiedad rural de escaso valor estaba totalmente sumergida bajo el agua, este hombre lo había perdido todo. Una pequeña porción de terreno había sido hasta entonces su medio de vida que junto a unos animales que poseía le permitía subsistir en forma precaria con un salario de tan solo 60 € al mes.    

Este hombre, con el rostro serio, los ojos húmedos por el dolor contenido y un halo de conformidad manifiesta,  tal vez por la edad o tal vez porque en la vida no conoció nada notablemente mejor, preguntaba al reportero; ¿Es cierto que en España todo el mundo vive bien?

¿Qué habrá oído este pobre señor acerca de este país? Yo contesto...

¡Es cierto, como no! El nivel económico alcanzado en España en estos últimos años ha mejorado notablemente, aunque no todo el mundo lo percibe de igual manera. El pueblo español se ha endeudado grandemente, aunque hay quien se ha enriquecido de forma considerable como consecuencia de la especulación y el oportunismo. Las hipotecas de las familias cada vez más cuantiosas y duraderas (ya hasta 45 años), han provocado la descapitalización de estas y el desaliento de muchos jóvenes que ven como les resulta imposible organizar sus vidas. Esto como contrapartida traerá grandes consecuencias negativas por supuesto, que serán manifiestas próximamente.

En materia de inmoralidad, creo que la degradación experimentada en el tiempo actual, traerá consecuencias nefastas para la sociedad.

Todo ello forma parte del gran engaño de Satanás, el padre de mentira.

Dios estableció leyes físicas y leyes espirituales y cuando estas se transgreden sus consecuencias son nefastas.

En cuanto a las físicas: La contaminación de la atmósfera, la tala indiscriminada de árboles,  los incendios, la desertización del suelo, la contaminación de las aguas y el uso inadecuado de los recursos entre otros, nos sitúa en el punto álgido para la reflexión.

Como consecuencia, el mundo está padeciendo cada vez más las  respuestas de las transgresiones padeciendo por ello… Huracanes, terremotos, riadas, sequías, deshielo de las masas, fenómenos meteorológicos, etc. ¿Qué está pasando? Se preguntan las gentes, los científicos justifican los acontecimientos con razonamientos humanos, pero la verdad es que estamos rompiendo las leyes establecidas por Dios y esto trae esas consecuencias.

En el plano espiritual ocurre lo mismo. Cuando se transgrede el orden establecido por Dios damos lugar al despropósito y a la ruina espiritual que nos trae tristeza y decae nuestro semblante, falto de ánimo y desaliento.

Se observa con tristeza el estado actual de las iglesias,  pareciera que nos hemos contaminado con las cosas mundanas y ahora en vez de buscar a Dios lo que se busca es el bienestar físico, comodidad y divertimento. ¿Son estos tiempos mejores para el cristiano? Pienso que cuanto mas fácil tenemos las cosas, cuanto menos nos cuesta conseguirlas, menos interés tenemos en conservarlas y por tanto menos valor le damos.

Se trata de creer a Dios,  no solo de creer en El., se trata de morir tú, para que Cristo viva en ti. Recuerda que tu eres el vaso y Cristo el contenido.

La batalla espiritual se libra en la mente, provoca a nuestra parte emotiva, nuestros sentimientos y finalmente ejerce su influencia en nuestra voluntad.

No olvides que estas partes descritas conforman el alma humana y que esta fue conquistada por Satanás.

Jesucristo mediante su muerte en la cruz te libró de la muerte eterna, pero el gozo, la paz interior, la fe etc. Esto te lo da la llenura del Espíritu Santo. Debemos negarnos a llevar la vida que agrada a nuestra carne y hacer la voluntad de Dios. Cristo se negó toda su vida en la tierra para hacer la voluntad del Padre.

Somos EL CUERPO DE CRISTO. Dios El Padre, quiso que la cabeza y el cuerpo compartieran una misma vida, por eso lo dio (a Cristo) por cabeza a la Iglesia. Así que, estamos sujetos a Cristo y compartimos una misma vida en la cual El es la cabeza, quien nos manda, nos guía, nos cuida, nos ama.

Hermano, déjate llevar por Cristo, sométete a su voluntad, ora, lee la Biblia y sobre todo confía en El.  Mateo 6:33

Carlos Rico

 


¿QUIEN SOY?

Aquí va la segunda pista para adivinar quien es nuestro personaje fantasma, todavía no lo ha adivinado nadie, así que el regalito te espera, si crees saber quien soy ve a la librería y descúbreme.

Las pistas son :

1. Mi nombre significa rebelde

2. Soy descendiente de Noe.

 

DICHOSOS

DIOS HABLA

DIOS HABLA

DIOS HABLA

 

  ORAR POR LA IGLESIA PERSEGUIDA

No dejemos de interceder por aquellos hermanos que son perseguidos por causa del  evangelio, hay muchos países donde el Señor está haciendo crecer su iglesia pero a la vez la persecución y los ataques del enemigo arrecian, países tales como Indonesia, Sri Lanka, Uzbekistán, Corea del norte etc.. Allí nuestros hermanos sufren privaciones y cárcel a causa del Señor. Oremos por ellos y por los ministerios como Puertas abiertas que arriesgan sus vidas por la transmisión del evangelio.

DIOS HABLA

  NUESTRO HERMANO EMILIO

Ha sido abuelo esta semana, todo ha ido muy bien, ha sido una niña que responderá al nombre de Claudia, sigamos orando por su familia y en especial por el nuevo miembro.

En nuestro próximo número publicaremos una interesante entrevista sobre nuestro hermano Emilio.

    AVISO AL LECTOR

Si estas pensando en ausentarte durante estas  vacaciones y deseas seguir leyendo el boletín, ponte en contacto con Jose A. Pérez para decirle tu dirección de verano y recibirás el boletín fielmente.

También queremos aprovechar para deciros que el boletín es de todos, de manera que esperamos vuestras noticias, participaciones etc.., así el boletín será un reflejo vivo de la iglesia.

 


instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”            Proverbios 22:6

 

Rubén Sancho 8 años

Para mi la iglesia es una de las mejores cosas que existe, me gusta mucho, me gusta más que estar jugando con mis amigos, que también me gusta , porque la iglesia es la casa de Dios , me siento parte de ella porque vengo siempre y no hay nadie que me diga “fuera” y porque quiero aprender mucho del Señor.

De mayor quiero ser como mi padre , poder ayudar a los niños a cantar y tocar en la alabanza y también bautizarme y venir siempre.

Estrella Corral 11  años

La iglesia es la casa de Dios donde le alabamos y cantamos y aprendemos cosas de Él, me siento parte de ella ,porque estoy en un coro, ¿qué podría hacer para sentirme más parte de la iglesia? Seguir escuchando del Señor y bautizarme.

 Sara Sancho 11 años

La iglesia es mi casa porque Dios es mi padre, y la casa de mi padre es mi casa también, es vida porque en la casa de Dios se vive, es amor porque Dios te ama, me gusta la iglesia porque en ella aprendo.

Me siento parte de ella porque acudo todos los domingos, canto , oro etc..¿qué podría hacer para sentirme más parte de ella? Bajar a leer la Biblia los domingos, ayudar a los ancianos, bautizarme e intentar conocer a la gente más a fondo.

 Ezequiel  Burgueño 10 años

La iglesia es un sitio donde aprendo más sobre Dios y le alabo y donde dices que estás arrepentido por tus pecados .

Me siento involucrado porque me llevo bien con la gente y me siento más cerca de Dios, me involucraría más conociendo a más personas y mostrando un mayor interés por el Señor.   

 

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO