Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  17  de Abril de 2005 - Nº 378

REALMENTE SOMOS IMPORTANTES

No te cito ningún versículo, no hace falta, ni te llevo a ninguna idea especifica de la Biblia, simplemente te digo que debemos recordar lo que somos.

¿Qué somos? ¿Un número?, (pensamos en medio de tantas personas). Nacemos, luchamos, sufrimos o reímos y morimos. Esto puede ser y es al fin y al cabo nuestra existencia. Una existencia dentro de un planeta en el cual no hemos sido capaces de crear absolutamente nada en el, un planeta que por derecho no nos pertenece absolutamente nada del mismo si Dios no lo hubiera creado y regalado al hombre, sin embargo a través de la historia de la humanidad mucha sangre se ha derramado y se sigue derramando por las luchas étnicas, por dominar y ocupar mas parte de este inmenso pero quizás pequeño planeta ante tan grande y desconocido universo.

Ahora dentro de la historia, dentro de este planeta que da vueltas y mas vueltas aparecemos nosotros, con nuestras vidas, con nuestras luchas, con nuestras alegrías y tristezas, y a veces pensamos que nosotros somos el centro del universo y de que Dios tendría que estar mas pendiente de mi vida pues a veces parece que El ni nos hace caso.

Tengo la impresión de que vivimos tan superficialmente nuestra vida que hemos perdido esa sensibilidad especial que todo hijo de Dios debe de tener al habitar dentro de el, el Espíritu Santo. Ignorar al Espíritu Santo es olvidarse de lo que somos y de lo importante que somos para Dios, para los Ángeles y también, para el maligno.

Somos el blanco de las miradas de la otra parte del universo, ese sitio en que las calles son de oro y la inmensidad de las naciones se escaparía de nuestra mente. Vivimos lejos de lo que significa amar a Dios sobre todas las cosas y disfrutar de la plenitud de una paternidad que aun los mismos Ángeles envidian. Somos hijos de Dios, herederos y coherederos de todas las cosas. ¿Qué cosas? Estas por las que tanto sufrimos no son en absoluto. Son esas cosas que Pablo vio cuando fue arrebatado al tercer cielo y ni aun el con toda su elocuencia pudo explicar.

Creyentes, ideas religiosas, sectas  y un cristianismo mayormente tradicionalista y costumbrista (salvo excepciones) heredado de la iglesia católica, nada de esto tiene que ver con ser creyentes de verdad. Ese tipo de creyente que disfruta lo que es, que vive para lo que cree, que conoce perfectamente lo que es andar en la verdad del evangelio y que sobre todas las cosas aun en medio de cada tiempo y circunstancia conoce muy bien su parte activa como discípulo e hijo de un padre maravilloso. Un Padre que fue capaz de dejar su casa en el cielo en donde nada le falta y de todo le sobra y darse hasta la muerte por el hombre y después regalarnos su reino, un reino que en la tierra empieza por su iglesia, una iglesia compuesta por rocas vivas, y que en cualquier rincón del planeta transmite la soberanía y el poder de Dios dentro de la unidad de la iglesia.

La parte que te corresponde a ti y a mí, esa parte de iglesia viva tal vez aun no ha salido de ti o de mí. Piensa que quizás Dios no necesite nada de nosotros, pero puede ser que tu iglesia ¡Y como no! el mundo que nos rodea no solo necesite el sitio donde nos reunimos cada domingo sino nuestras vidas cambiadas y transformadas, derramadas en olor fragante de gratitud hacia Dios en la adoración diaria y en la del culto. Una vida cambiada lo es para siempre, y debe haber comprendido lo que es iglesia y que tanto de lo bueno como de lo malo que hagamos en ella daremos cuenta ante Dios. Y esto es muy importante, pues no olvidemos que a la iglesia Dios la ama tanto que la hace llamar su esposa. Y si la iglesia es su esposa nosotros ya no somos una casualidad, ni un numero, ni una nada en este planeta. Ahora además somos creadores de vida Eterna para el perdido. También somos mas importantes que los Ángeles y los Arcángeles, algo que nos debe de llenar de orgullo y satisfacción. Estas cosas se pueden ignorar y el ignorarlo es negativo para el creyente, pero lo terrible seria que sepamos muchas cosas y no la vivamos porque no queremos. ¿Pensamos que a Dios le dará igual?  Reflexionemos por favor.

PABLO SALVADOR.

  

  SE RECUPERA FAVORABLEMENTE

Así es. Damos las gracias a Dios de todo corazón por la recuperación tan notable que nuestra hermana Encarni esta teniendo estos días.

Como toda la iglesia sabe ella tuvo una repentina perdida de visión casi total de ambos ojos. Como todos podéis imaginar esto fue algo difícil para toda la familia, acarreando un sufrimiento bastante grande. Según los médicos se han descartado todo tipo de motivos neurológicos y es muy posible que haya sido producido por un virus. Tenemos que seguir orando por ella para que su recuperación sea total y ella pueda seguir llevando adelante su hogar y sus tantas tareas diarias. Que Dios os bendiga.

Desde los dias 23 al 26 de Marzo tuvimos nuestro habitual retiro de Semana Santa en Aracena (Huelva), fueron unos dias muy beneficiosos para no solo nuestros cuerpos cansados sino para nuestra alma. Damos gracias a Dios por habernos dado esta oportunidad tan bonita de retiro para nuestras vidas.

Los jóvenes de nuestra iglesia tuvieron también su retiro nacional de las Iglesias de Cristo en Ciudad Real.  Fue un retiro de gran bendición para todos. En otro boletín nos contaran mas cosas.

Nuestra Iglesia hermana en Dos Hermanas también celebró su retiro en Aroche (Huelva) Y pasaron unos dias maravillosos , volviendo de el muy gozosos. Damos gracias al Señor por sus bendiciones.

  CARMEN CABEZAS

Nuestra querida hermana Carmen Cabezas también está pasando por unos momentos muy graves de salud, ella se encuentra ingresada en el hospital Virgen de Rocío en la habitación 304.

Esta hermanita tan cariñosa y tan querida por toda la Iglesia aun tan enferma no ha perdido su expresiva y grandiosa mirada. Aun sin poder recordar a nadie ni casi nada, el verla es un testimonio de fe maravilloso. No olvides orar por esta hermana que tanto nos quiere y tantas sonrisas y entusiasmo ha traído siempre a la iglesia.


FAMILIA, ESCUELA, IGLESIA


Hace 25 años cuando el mundo aun no se había roto, las cosas seguían un orden lógico que nadie cuestionaba. Las instituciones clave en la sociedad de entonces, eran la familia, la escuela y la iglesia. Un chico en su sano juicio, respetaba y obedecía a sus padres, se encontraba integrado y protegido en una familia que todavía no estaba infectada con el virus del individualismo, de la televisión a la carta, ordenadores, Internet, etc. Los fines de semana se respetaban y dedicaban a la familia y al ocio, y evidentemente los domingos se reservaban para la iglesia, el paseo y la comida familiar.

Cuando el niño asistía a la escuela, lo hacía consciente del sometimiento debido a la autoridad del maestro. Cuando éste pronunciaba nuestro nombre (mejor dicho nuestro apellido), literalmente nos hacíamos pipí en los pantalones y los dientes nos castañeteaban. Casi todos asumían la existencia de un Dios creador y sustentador del orden establecido.

Bueno, algunos podrían decirme que en aquellos tiempos se abusaba de la autoridad y las libertades estaban restringidas.., etc. De acuerdo, pero el mal uso de algo no invalida su propio valor intrínseco. Es decir, el mal uso de la autoridad, no hace de ésta algo malo, no, la autoridad es necesaria, pero como todo en la vida, usándola correctamente. Soy un convencido de los valores morales tradicionales basados en la Palabra de Dios. Soy un firme defensor de las instituciones de siempre, que daban estabilidad, formación y sentido a la vida del ser humano.

Hoy sólo somos sombras, despojos del ideal de "ser humano" que Dios tenía para nosotros. La familia prácticamente está desintegrada, y al igual que  el euro, es un valor que se devalúa de día en día. Las instituciones formativas como la escuela y la universidad, ofrecen cada día una enseñanza más parcial y aséptica. La autoridad de los profesores ha sufrido un golpe de estado, y en muchas aulas impera el derecho del alumno, no la autoridad del profesor. 

¿Qué decir de la iglesia? ¿Cuál de ellas? Hay más de 30.000 religiones y filosofías que pretenden concluir diciendo que todas llevan a Dios por distintos caminos. Ya no es que no se crea en Dios, ahora cada uno se monta su propio dios a la medida. Todo esto se cubre con la frase "hay que ser tolerante", "hay que admitirlo todo", y así uno queda la mar de bien, presume de moderno y progresista, y luego que cada uno haga de su capa un sayo.

Hemos soltado las amarras, hemos abierto el dique y las compuertas de la presa, y mi pregunta es: ¿quién podrá parar las aguas?. Que Dios nos asista.

Juan Varela.


 Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO