Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  8  de Febrero de 2004 - Nº 353

¿Cuál es el valor de una persona?

 

En muchas culturas, a los hombres se les honra más que a las mujeres. A los ricos se les respeta más que a los pobres. El valor actual de una persona en el mercado se determina como el precio de un coche... el modelo, el año y la condición en que se encuentra influyen.

La perturbadora verdad es que el valor humano, igual que la belleza, a menudo depende del que lo valore. Sin embargo, en los ojos de una madre o un padre, se ve algo interesante.

Cuestión del corazón

Cuando nació nuestro hijo Ben en 1973 y nuestra hija Jen en 1979, me sentí abrumado por lo mucho que los amaba a los dos. Me acuerdo haber pensado: No se si entendía lo que valía una persona antes de ser padre. Y luego pensé: ¿Y si el diablo me hiciera una oferta por sus almas?

Respuestas que no llegan ni remotamente

He aquí una de las maneras que podría presentarse la propuesta. El diablo ofrece manipular fraudulentamente la lotería más grande del mundo a cambio de la vida de Ben. Luego sugiere darme las ganancias de toda una vida de la familia mas rica del mundo por Jen. Al ver que no capta mi atención dice: “Pon tu el precio”. ¿Qué te parece todo el petróleo del Medio Oriente? ¿Todas las propiedades del mundo? ¿Toda la industria del planeta? A eso le voy agregar felicidad personal, buena salud, y una larga vida para ti y tu esposa.

Su respuesta seria igual que la mía. No hay cantidad de dinero ni posesiones materiales que puedan tentarnos a vender por precio a uno de nuestros hijos.

Pero entonces surge otra pregunta. ¿Y si el diablo me ofreciera todo el dinero, las propiedades y la industria del mundo por el alma del hijo de otra persona?

Puesto que acabo de admitir que no podría ponerle ningún precio a uno de mis propios hijos, estoy preparado para pensar que todo el mundo es el bebé de alguien. Y según las normas de un padre o una madre, no hay otro niño en el mundo que valga menos que el mío propio. No obstante, aquí mi propio carácter me delata. Aunque mi amor por Ben y Jen me dice algo acerca del valor inapreciable de una persona, mi propia conciencia me dice lo incoherentemente que he prestado atención y consideración incluso a mis propios hijos, mucho mas a los hijos de los demás.

La necesidad de tener mejores ojos

Solo hay Uno que nunca perdió de vista el valor de una persona. día tras día, Jesús trataba a mujeres y hombres, viejos y jóvenes, pobres y ricos, enfermos y sanos como si todos fueran importantes. Incluso cuando le ofrecieron los reinos del mundo por un momento de ciego interés propio, El no cedió (Mateo 4:1-11). Siempre veía algo en los demás por lo que valía la pena morir.

A veces Jesús usaba cosas pequeñas para mostrar el valor que veía en los demás.

Una vez, después de pedir a sus seguidores que arriesgaran su vida por El pregunto: ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Y sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin permitirlo vuestro Padre. Y hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. Así que no temáis; vosotros valéis mucho más que los pajarillos. (Mateo 10:29-31).

Su punto era claro. Si el Padre celestial toma nota de un `pajarillo que cae a tierra, entonces ¿se imagina lo mucho que ama a sus propios hijos y se preocupa por ellos?

En otra ocasión Jesús uso cosas grandes para mostrar el valor que ve en una persona. Jesús pregunto a las personas que se inclinan incluso a olvidar el valor de su propia vida: Pues ¿Qué provecho obtendrá un hombre si gana el mundo entero, pero pierde su alma? O ¿Qué dará un hombre a cambio de su alma? (Mateo 16:26).

La elocuencia de la acción

Las palabras de Jesús eran potentes, pero sus acciones eran aun más reveladoras. Aunque algunas de las personas mas religiosa de su época despreciaban o ignoraban a la mujer, las minorías étnicas, las gentes pobres y los prisioneros, Cristo los notaba y se hacia amigo de ellos.

El valor de una persona para Cristo es un principio revolucionario de la vida. Si todos compartiéramos el valor que El le da  a una persona, nuestras familias e iglesias serian lugares más sanos y seguros. Las empresas y la industria seria transformadas por los dueños y administradores que vería a los trabajadores con los ojos de Cristo. Nada daría mas honor y valor ni a nuestros amigos ni a nuestros enemigos que el ser tratados como alguien “por quien Cristo murió” (Romanos 14:15;   1ª Corintios 8:11).

El apóstol Juan fue uno de los amigos mas cercanos de Jesús durante los tres años de vida publica de nuestro Señor, y se conmovía profundamente por la forma en qué Cristo lo valoraba. Este amor se derramaba en la preocupación del apóstol por los demás. En el cuarto capitulo de su primera epístola del nuevo testamento escribió: “En esto consiste el amor: No en que nosotros hayamos amado a Dios, sino que El nos amo a nosotros y envió a su Hijo como propiciación (sacrificio) por nuestros pecados. Amados, si Dios así nos amo, también nosotros debemos amarnos unos a otros”. (1Juan 4:10-11).

 “Padre celestial, tu sabes cuantas veces he tratado a los demás como si su valor se hallara en su trabajo, apariencia o utilidad para mi. Sin embargo, en este momento, las palabras y el sacrificio de tu Hijo despiertan algo en lo profundo de mi ser. Veo que el valorar a los demás por lo que Tú piensas de ellos es mucho más importante que valorarlos por lo que ellos piensan de mí.

Por tu gracia quiero ser diferente. Por favor permíteme ver tus ojos. Quiero que lo que Tú ves en el valor de una persona moldee el resto de mi vida".

Extraído de Ministerios RBC.

 


DOBLE NACIMIENTO Y PRESENTACION

Así es nuestros queridos hermanos Maribi y Paco León han sido padres por cuarta y quinta vez a la vez. Y es que Dios los ha bendecido con dos preciosos niños que se llaman, Samuel Y Daniel. Ahora tienen cinco varones. Ni que decir tiene que van a dejar sobre esta tierra una muy buena descendencia. Desde aquí les deseamos las mas ricas bendiciones del cielo para los pequeños, sus padres, hermanos y toda la familia. Así mismo este domingo día 8 de Febrero fueron presentados al Señor. Fue una mañana maravillosa. Deseamos de todo corazón que Dios los tome desde la cuna para que sean de gran bendición y testimonio para la gloria de Dios toda su vida. Felicidades.

Incombustible, Juan Antonio Monroy

¡Es increíble, cada día predica mejor! En eso coincidíamos todos los que tuvimos la dicha de escuchar el domingo pasado a nuestro querido hermano en los dos sitios que predicó: Sevilla y Dos Hermanas. Fue de gran bendición para la vida de nuestras iglesias. Debemos de orar por el, dar gracias a Dios por su ministerio y pedirle por el año tan cargado de viajes que tiene por delante. Gracias hermano.

INDISPENSABLE ORACION

Así es hermano, necesitamos no solo orar por todos los enfermos que en esta revista nombramos muchas veces, sino por nuestra iglesia, por tu hermano, por nuestros lideres y sobre todo por nuestro pastor. Si nada de esto nos preocupa, entonces por favor no ores, pues Dios no te escuchará, ponte de rodillas y ponte a bien contigo mismo no sea que andes equivocado de camino y ni aun lo sepas.

VISITA

El pasado domingo 25 de Enero nos visitó nuestro querido hermano Pepe Galván. A su cargo estuvo la  predicación de la Palabra. Fue una mañana muy bendecida de parte de Dios.

ROBERTO VELERT

Anunciamos a la Iglesia que el próximo domingo día 15, nuestra Iglesia tendrá el privilegio de tener de nuevo entre nosotros para impartirnos la palabra a nuestro tan querido hermano Roberto Velert. Tenemos que darle gracias a Dios por su recuperación a causa de la operación de corazón a la que fue sometido.

 


Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO