Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  14  de Septiembre del 2003 - Nº 343

ESTAMOS DE VUELTA

¿Con qué rapidez pasa el tiempo verdad?, Pero lo inevitable es que a la misma rapidez que pasa el tiempo pasamos también nosotros.
Otro verano quedó atrás y nosotros un paso mas hacia delante. Tiempo que pasamos, tiempo que ya no vuelve, por lo menos el tiempo que conocemos con limitación aquí en la tierra. Dentro de nada en un abrir y cerrar de ojos se nos echará encima si Dios lo permite otro nuevo año.

¿Qué somos ante lo infinito de la Eternidad de Dios? Nada, no somos nada, ni una pluma en medio de la expansión del Universo. Sin embargo si somos sinceros, seguramente casi la mayoría, unos mas y otros menos, habremos tenidos vacaciones. Pero ¿Cuanto tiempo lo hemos dedicado a la meditación interior, a esa meditación espiritual a solas con Dios? Seguro que muy poco, ¿Cuanto tiempo hemos dedicado a nuestros propios planes, proyectos y disfrutes? Si lo ponemos en una balanza seguramente que lo segundo ganará a lo primero. Y no digo esto pensando en los demás, primero lo digo pensando en mí, en primer lugar. Y es que resulta que Dios tiene mucha paciencia con sus hijos, pues nos da ese tiempo que siempre decimos que no tenemos, (sobre todo para sus cosas) para que ahora no le digamos a Dios que estamos débiles o llenos de dudas, problemas, o quizás situaciones que se le vengan a la Iglesia encima y nos pille por sorpresa. El ya nos ha dado un tiempo extra para que nos paremos, pensemos y le ofrendemos a El al menos un poco de esas vacaciones que El nos ha dado para relajarnos, pensar y meditar sobre muchos aspectos de nuestras vidas que tendrían que cambiar no solo para mi bien, sino para el reino de Dios, su obra y su Iglesia. Sin embargo el centro de todo, seguimos siendo nosotros y somos pequeños, tan pequeños que no nos damos cuenta que nuestros planes solo existen en nuestras cabezas pues solo a Dios le pertenece nuestro tiempo. Tendríamos que haber crecido quizás mas en este tiempo de vacaciones. Casi seguro que en la mayoría de los casos venimos bajos y sin ganas.

¿Hemos orado mucho? ¿Hemos leído la palabra? ¿Hemos realizado algún culto familiar en el sitio que hemos estado? ¿Nos hemos acordado de nuestra Iglesia y sus necesidades? ¿Nos hemos acordados de los responsables? ¿Hemos puesto en oración a nuestro pastor? ¿Nos hemos acordado de el? ¿Hemos sido capaces de pensar y preocuparnos por el futuro inminente de nuestras Iglesias? ¿Pensamos en todo esto? Si no lo hacemos, poco nos preocupa, y lo peor de esto, es que a la medida que nos preocupemos o seamos mas o menos agradecidos con lo que Dios hasta aquí nos da, El obrará, y digo obrara porque (y eso lo sabemos) nos da mas de lo que merecemos.
Si en estas vacaciones quizás tu enemistad, tu amargura, tu resentimiento, tu desgana, tu falta de visión, tu corta fe y mas cosas no han sido renovadas para mejor, sino que se han agrandado en tu corazón, perdona que te diga que ni tus vacaciones ni las mías han servido para nada, quizás para lo material de nuestro cuerpo si, pero el interior ha envejecido y por lo tanto ha retrocedido y lo que Dios nos ha regalado lo hemos despreciado de mala manera.

En fin el pensamiento es libre, y pensar pensamos, pero en lo que realmente tendríamos que pensar ¿Pensamos? No se, tenemos mucha labor por delante, quizás tu actitud sea positiva, entonces maravilloso pero si es negativa, mira, todavía estamos a tiempo, el calor aun no se ha ido y las vides están en ciernes. El amado llama a la puerta de nuestro corazón y para abrirle hay que tener la casa preparada y sobre todo llena de amor. ¿Cómo tenemos ahora mismo nuestra casa? ¡Pensemos y adelante! Adelante es y tiene que ser el lema del valiente. El cobarde para, mira, y ve gigantes por todas partes. ¿Cuántos gigantes tenemos ahora delante? ¿Seremos capaces de quitarlo de nuestras vidas? Para quitarlos hace falta valentía y en muchos casos humildad y hace mas el que quiere que el que puede. ¿Queremos? Solo tú y yo y Dios lo sabe. ¡Que Dios te bendiga!
 

Pablo Salvador


TUVO UN ACCIDENTE


Así fue nuestra hermana Mari Carmen hija de Maria Isabel y Manolo Martín Alanis, el martes día 19 de Agosto tras sufrir un mareo se cayó de la moto que conducía y tuvo un aparatoso accidente. Tenemos que dar las gracias a Dios que el obró un gran milagro en su vida porque si El no hubiera puesto su mano hubiera sido aún mas grave de lo que fue. Pedimos oraciones para que Dios la siga recuperando.

VISITAS


No podríamos enumerar las visitas que hemos tenido en nuestra Iglesia durante los meses de Julio y Agosto, han sido muchas y desde aquí deseamos las mejores bendiciones de parte de Dios para todos los que nos han visitado. Damos gracias a Dios por ellos.


VOLVEMOS A LA NORMALIDAD


Así es, después del periodo veraniego debemos de empezar a recuperar todas las actividades de la Iglesia. Recordad que el 30 de septiembre comienzan de nuevo las escuelas dominicales. En próximos boletines os seguiremos informando. Necesitamos oraciones y ganas de servir al Señor. Los tiempos son difíciles y tenemos nuevos retos después del verano. Oremos por esto si en verdad amas a la Iglesia.

NUESTRO PASTOR

Nuestro pastor y su esposa se marcharon a Tarragona para pasar unos días de vacaciones junto a nuestro Hermano Félix Benlliure. Debemos de orar por el para que Dios lo ayude y lo guarde. Su salud no es buena, y seguramente durante unos meses diferentes hermanos tendrán que predicar y llevar la Iglesia. Hace falta que ahora estemos mas unidos que nunca porque realmente la labor de nuestro pastor es vital para nuestra Iglesia pero las fuerzas se gastan y los años de entrega no perdonan. Oremos para que Dios pueda levantar hombres que puedan dirigir a la Iglesia como conviene y oremos intensamente para que nuestro pastor pueda recuperarse de su salud.

VIAJE PARA ADOPCIÓN

Por fin el ansiado día llegó para nuestros hermanos Miguel Salvador y Mari Pérez. El pasado sábado día 6 de septiembre partían para China para recoger a su hija la pequeña Ana Lin Salvador Pérez. Cuando leas este boletín todavía no habrán regresado pero ya tienen a la niña con ellos. Su felicidad es muy grande por el inmenso regalo que Dios les ha otorgado con esa niña por la que tanto han luchado. Estamos deseando de conocerla. Tenemos que orar por ellos para que tenga un feliz regreso hacia nosotros.

SEGUIMOS DE ENHORABUENA

También a nuestros hermanos Javier y Mari el pasado día 5 de septiembre, se les ha concedido una niña pequeña a través de la Junta de Andalucía, que se llama Rosa, tras siete años esperando. La pequeña Rosa tiene dos años, tenemos que unirnos también al inmenso gozo que en estos momentos ellos tienen. ¡Hermanos debemos de unirnos todos al gozo da ambos matrimonios por el regalo tan lindo que Dios les ha hecho después de tanta lucha y espera!
 


SOLAMENTE POR FE

Si se piensa un poco en cada una de ellas, lo más sobresaliente de la festividad es el jolgorio, la diversión, los bailes, el cantar, el beber y el comer; en definitiva el pasarlo a lo grande.

El sentir de la mayoría de las personas que asisten y celebran estas festividades religiosas es que creen que por asistir y celebrarlas, participando de sus fiestas, tienen la bendición de Dios, esto claro, está muy lejos de la realidad.

El Señor Jesucristo le decía a los religiosos de su tiempo que ellos tenían la ley de Dios (La Tora) y los Profetas. Ellos se jactaban de ser muy celosos de esa Ley y de guardarla hasta en lo mas mínimo; la estudiaban; la memorizaban; ponían en sus cabezas textos de la Ley sujetos con una cinta. En definitiva idolatraban la Ley de Dios igual que en los días de hoy idolatran los acontecimientos religiosos.

Jesús les dijo: Escudriñad las escrituras porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna y ellas (Las Escrituras) son las que dan testimonio de Jesús y no queréis venir a mi, para que tengáis vida Juan 5 :39-40.

Piensa el hombre que por sus esfuerzos, por sus penitencias, por sus obras, por sus rituales puede conseguir la vida venidera eterna.

Piensa el hombre que por su sabiduría por su mucho estudio, puede acaso obtener la vida. Nunca el hombre podrá alcanzar por su esfuerzo algo que esta muy lejos de su alcance.

Sin embargo Jesús, el Hijo del Dios viviente, vino para dar vida al hombre a cambio de nada, solo por la fe.

Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, para que la tengan en abundancia” Juan 10: 10.
Jesús declara en el Evangelio: “Yo soy la vida”

Hermanos nosotros también tenemos que estar muy atentos y firmes en nuestra fe, porque el mundo también quiere deslumbramos con sus luces, pero tened presente que las luces de este mundo al final se convierten en oscuridad de muerte.
Que nadie ni nada os fascine para apartaros de Nuestro Señor Jesucristo, NUESTRA VIDA y cuando El sea manifestado, también nuestra vida será manifestada para siempre, jamás.

Miguel Perdomo.
 

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO