Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  15  de Junio del 2003 - Nº 340

PARA MI FUÉ UN EJEMPLO

Tengo que decirlo, pues no me queda mas remedio. Ver como un siervo de Dios con 84 años, apenas sin voz, y apenas sin vista, (ayudado por toda una señora ejemplar como es nuestra hermana Mercedes Zardain) pasaba adelante y nos predicaba el domingo en la Iglesia de Dos hermanas tan magistralmente fue por lo menos para mi vida todo un testimonio. Don José Cardona, luchador incansable del evangelio nos hablo de corazón a corazón como el decía. Toda una vida dedicada a la defensa del evangelio en España, con muchas batallas ganadas en España a favor de la libertad religiosa. Y ahí sigue apenas sin fuerza hablando del evangelio y diciendo verdades como templo.

El iba muy contento para Madrid, igualmente nuestra hermana Mercedes, pues la iglesia de Dos Hermanas le agradeció el apoyo que han tenido con ellos durante las duras pruebas a las que esta Iglesia ha sido sometida.

Hablar del pasado no vale, del pasado lo que vale es aprender para saber caminar mejor y del presente vivir conforme al evangelio para que las iglesias sean un oasis en medio de un desierto tan cruel como es este mundo.

Yo creo sinceramente que un día Dios va a pedir cuenta al creyente del valor que realmente le hayamos dado durante nuestra vida a los siervos especiales enviados por El para que nos pastoreen. Hombres como Cardona me merecen mi más profundo respeto y admiración, y sobre todo un hacerme parar en el camino y tomarme esas enseñanzas como algo muy especial para mi propia vida. El peor castigo que puede recibir un hijo de Dios es rechazar a esos enviados del cielo. Y Enviados del cielo cada vez quedan menos y si Dios aun los deja con aliento de vida aunque sea poco, es por nosotros, para que seamos capaces de aprender no solo a través de la palabra predicada, sino también del ejemplo viviente.

Yo veía a Dios mismo hablándonos como un Padre que no le queda mas recurso que emplear para con sus hijos, a un hombre tan gastado por la edad que sigue manteniendo vivo en su vida un ideal con tanta fuerza en su interior como si fuera un joven de veinte años. La mayoría de los creyentes que componemos las iglesias locales no tenemos 84 años, pero nuestros ideales lo llevamos como un anciano apenas sin vida. Vivimos ideales muertos como si fuera un jarrón con flores hermosas pero que son de plástico, no son naturales. Por nada abandonamos nuestras ilusiones, nuestros trabajos, nuestros dones, por nada abandonamos la hermandad, la Iglesia, por nada dejamos de amar. Y podemos trabajar para Dios como el que golpea al viento por propia satisfacción personal, por mantener un culto para mis gustos, y mientras las gentes no se salvan no son atraídas a los pies del Señor por nuestras vidas, ni por nuestros cultos a Dios, y creo sinceramente que es porque en nuestro interior no se mantiene viva la llama del ideal, la llama de Dios para que otros vean que El es lo mas grande. El día que aprendamos o nos demos cuenta que lo que realmente importa es lo que Dios vea en mi y no lo que yo quiera que vean los demás, nuestras vidas serán transformadas de una manera muy especial.

Aun nos quedan esos veteranos hombres de Dios, aun Dios le da fuerza por su mano para que aprendamos, para que le respetemos, le amemos y le obedezcamos. Si no hacemos esto atentamos contra Dios, porque ellos son siervos muy especiales para el Padre de las luces. Dios tiene paciencia, pero la paciencia de El también se acaba. Lo único que nos queda por hacer ante estas revelaciones de Dios para nuestras vidas es aprender, cambiar y marchar; pero transformados de verdad por el Espíritu Santo. Estos siervos si han llegado hasta estos años tan avanzados y al pie del cañón. ¿Sabéis porque causa han aguantado? Porque lo que han hecho no lo han hecho para que nadie les aplauda, sino para que un día aquel Admirable que lo ve todo los abrace en el cielo y les diga: entra buen siervo porque tus obras están todas aquí reflejadas. Lo que cuenta es lo que Dios apunta en el cielo. Lo verdadero, lo honesto, lo noble, lo puro, la apariencia no tiene cabida ninguna. ¡Levantémonos ante las canas y humillémonos! y si tenemos que cambiar en algo, ¡hagámoslo! Quizás Dios no nos de mas oportunidades para ello. Vivir en la Iglesia no es igual que vivir para Dios.

Pablo Salvador.
 


DIA DE LA MADRE

El pasado domingo 1 de Junio, celebramos en nuestra Iglesia la tradicional fiesta de la madre. Fue una mañana preciosa, y con gran contenido espiritual. La predicación de la Palabra estuvo a cargo de nuestra hermana Isabel Nogales. hubo poemas y las alabanzas, con la nota imprescindible de los niños de la escuelas dominicales, que nos cantaron y recitaron cosas preciosas dedicadas a las madres.
Toda la iglesia salía muy edificada y gozosa de esta reunión tan bien organizada. Al final la Unión Femenina repartió un regalo para todas las madres. Damos gracias desde aquí a todos los que han echo posible este dia tan maravilloso dándole gracias a Dios por las madres.

NOS VISITARON

El pasado Domingo dia 8 de Junio nos visitaron los hermanos de la Iglesia de Madrid Mercedes Zardain con su familia, que vinieron acompañados por nuestros hermanos D. José Cardona el cual no pudo estar en la Iglesia de Sevilla debido a que se encontraba cansado. Por la tarde nuestro hermano habló a la Iglesia hermana en Dos Hermanas. Habló como lo hace un padre a un hijo, habló con el corazón y con una profunda emoción de encontrarse en esta Iglesia, por la que dió gracias a Dios por haber superado este tiempo de pruebas. Fue conmovedor oír a Cardona, aunque su voz era muy bajita, sus dichos fueron muy profundos y llenos del poder de Dios. Al final los hermanos de la Iglesia le dieron las gracias por la ayuda que tanto de parte de Mercedes como del Sr. Cardona recibieron de ellos en aquellos días tan difíciles. Los hermanos de la Iglesia le obsequiaron con unos regalos entregados con todo el Amor de Cristo.

Nuestra hermana Mercedes acompañada de su esposo y de su hija si estuvieron por la mañana en nuestra Iglesia de Sevilla. Ella nos pasó los saludos de la Iglesia en Madrid. Damos gracias a todos por su agradable visita.

NOS DA LAS GRACIAS

Nuestro hermano de Cuba Mario Torres, asiduo colaborador en nuestro boletín, nos envía una carta agradeciéndonos el beneficio que esta recibiendo en su vida con nuestro boletín. Le damos las gracias por los ánimos que el nos manda desde allí y deseamos que Dios lo bendiga siempre.

ORACIONES

Tenemos que seguir orando por nuestra hermana Dalia Hardison para que Dios la siga recuperando de su enfermedad. También no olvidemos a Antonio Gil, Carlos Moya y como no, a nuestro hermano Paco Juliá destinado en Bosnia a causa de su trabajo.

 


LA ISLA DE LOS SENTIMIENTOS

Érase una vez una isla donde habitaban los sentimientos: la alegría, la tristeza y muchos mas, incluyendo el amor. Un día se le fue avisado a los mayores que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, se metieron en sus barcos y se apresuraban a partir, pero el amor, se quedó porque quería estar un rato mas con la isla, que tanto amaba, antes que se hundiese.

Al fin, ya casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda, en ese momento venia la riqueza y el amor dijo:

-Riqueza, llévame contigo.

-No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti.

Le pidió ayuda a la vanidad, que también venía pasando.

-Vanidad por favor, ayúdame.

-No te puedo ayudar amor, tú estás todo mojado y vas a arruinar mi barca nueva.

Entonces el amor le pidió ayuda a la tristeza.

-Tristeza ¿me dejas ir contigo?

-Ay amor, estoy tan triste que prefiero ir solita.

También pasó la alegría, pero ella iba tan alegre que ni oyó al amor llamar.

Desesperado el amor, comenzó a llorar, ahí fue cuando una voz le llamó:

-Ven amor yo te llevo.

Era un viejecito, pero el amor estaba tan feliz que se le olvidó preguntar su nombre.

Al llegar a tierra firme, el amor le preguntó a la sabiduría:

-Sabiduría ¿Quién era el viejecito que me trajo hasta aquí?

La sabiduría respondió:

Era el tiempo.

¿El tiempo? ¿Pero por qué solo el tiempo me quiso traer?

La sabiduría respondió:

Porque solo el tiempo es capaz de ayudar y entender al AMOR.

 

Autor desconocido

Enviado por Mario Torres Hernández (Cuba)
 

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO