Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  1  de Junio del 2003 - Nº 339

LA ORACIÓN, FUENTE DE BENDICIÓN

La oración es el modo de comunicamos con Nuestro Señor y Dios. Esa oración-comunión como todos sabemos tiene diferentes fases; en ellas podemos bendecir al Señor, alabarle, pedir el perdón de nuestras faltas, pedir por nuestras necesidades y por la de otros, acción de gracias. Etc, etc.
Cada unas de estas fases podríamos dividirlas para analizarlas y cuando las dividiéramos podríamos subdividirlas de nuevo otra vez y veríamos que en cada fase de la oración es una fuente inagotable de bendiciones para aquel que con fe ora.
Pero hay un aspecto de la oración que, si Uds. hermanos me lo permiten, yo diría que es una de la más grande bendición para el hombre y mujer creyente que obtiene de la oración: es el acercarse a Dios. Este hecho es sin dudas un milagro, increíble para el mundo, pero grandiosamente cierto para el creyente.
La palabra acercarse significa acortar distancia.
Cuanto mas ore, cuanto mas dedique tiempo a la oración, mas te estarás acercando a El, al Dios que ha hecho los cielos y la Tierra, al que tiene todo el Poder, toda la Sabiduría, al Dios todo Poderoso.
El Salmo 25:14 dice: "La comunión intima de Jehová, es con los que le temen"
Es un verdadero privilegio tener una comunión intima, (cercana) con el Creador. El nos permite no solamente comunicamos a través de la oración, si no tener intimidad, (cercanía) con El y expresarle todo cuanto sentimos y cuanto nos sucede íntimamente.
El apóstol Pablo dice: ”Acerquémonos con corazón sincero en plena certidumbre de fe”
El apóstol Santiago nos dice: ”Acercaos a Dios y el se acercará a vosotros”
Esto es el hecho más maravilloso que podemos experimentar aquí en la tierra. El poder acercarnos a Dios y tener una relación intima con El.
El acercarse a Dios a través de la oración, es la clave para tener éxito en nuestra vida espiritual.
Es la clave para tener éxito en nuestro trabajo para el Señor.
Es la clave para tener éxito en la iglesia.
Es la clave para tener éxito en la evangelización a otros.
El acercarse a Dios, es la clave del éxito de nuestra vida personal y espiritual.
Hermanos no dudemos en acercarnos cada día al Señor y experimentemos en nuestras vidas la maravillosa promesa del Señor acercándose a nosotros.


Miguel Perdomo.

 


HOSPITALIZADA


Nuestra querida hermana Dalia Hardison ha sido ingresada en la Ciudad Sanitaria Virgen del Roció en el pabellón de Maternidad habitación 629. Ella fue operada del vientre el pasado día 23 de Mayo y gracias a Dios todo ha salido bien y ella se recupera favorablemente. Tenemos que seguir orando por ella para su completa recuperación.


NUESTROS NIÑOS


El pasado sábado dia 24 de Mayo nuestros niños celebraron una fiesta infantil con todos los niños de las Iglesias Evangélicas de Sevilla en el templo Horeb, en la Bda. del Polígono de San Pablo. Fue una tarde maravillosa, todos los niños lo pasaron muy bien, cada uno de ellos fue obsequiado con un bonito diploma.
Damos gracias desde aquí a todos los que hicieron posible esta tarde maravillosa.
 


ME HIZO PENSAR

Cada vez que habla algún jueves nuestra hermana Isabel Nogales, nos deja a todos los presentes, con la boca abierta. Es increíble, en media hora aporta ideas para desarrollar multitud de temas más. Dijo cosas sobre Job verdaderamente maravillosas. No quiero poner ni quitar nada a lo dicho tan magistralmente por mi hermana, pero lo que si tengo que decir es que me encanta aprender de todos.
Me hizo pensar mi hermana mucho cuando dijo que Dios conocía a Job y El sabia que Job saldría al final victorioso de la prueba, Dios tenia confianza en Job, podía porfiar aun con el mismo Satanás, por su siervo, diciendo; ”¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?..(Job, 1-8).
¿Que orgulloso se siente un Padre cuando su hijo es una honra para El en su vida, verdad? Puede estar muy tranquilo ese Padre que vaya donde vaya su hijo y haga lo que haga su hijo estará preparado para responder en cualquier situación y que la honra de sus padres siempre estará muy alta. Un padre que puede apostar por su hijo es un padre lleno de honra. ¿No hemos parado a pensar alguna vez que tal estará nuestro Padre Celestial de orgulloso con nosotros? ¿Nos preocupa eso o nos ha preocupado alguna vez? ¿Estará mi Padre el Admirable contento y confiado conmigo? ¿Puede el apostar fuertemente por ti o por mí? ¿Saldrá de sus labios unas palabras de honra como las que salieron acerca de Job? ¿Dirá Dios de mi que soy un hijo temeroso de Dios y apartado del mal?.... Nosotros por Dios no podemos hacer nada, El ya la hecho todo por nosotros, a El no le podemos dar nada que El no los haya dado ya antes, pero sí podemos y tenemos que darle una cosa, y esa es toda la honra y toda la gloria, porque un padre con tanta dignidad la merece, y el peor desprecio que le podemos hacer a un Padre tan maravilloso como este, es vivir como si El no fuera ni nuestro Padre en actitudes y conductas que a veces lo que hacen es ensuciar el nombre de nuestro Dios. Muchas cosas negras y malas viven en nuestros corazones, cosas que aceptamos como normales y decimos que somos humanos, y ni queremos ni vamos a cambiarlas, pero sin embargo nos apartan del temor de Dios y nos acercan a esas cosas malas de la que Dios se enorgullecía de Job cuando decía que este varón se apartaba del mal. En fin a mi me hizo pensar y mirarme a mi mismo y preguntarle a mi Padre ¿Señor te estoy honrando hasta ahora en mi vida?, si no es así me gustaría lograrlo, lo deseo ¡Ayúdame por favor! Y la voz de Dios me susurro al oído y me dijo si quieres y lo deseas puedes, pero si no lo deseas y vives con tus actitudes que tu sabes bien que son negativas, nunca honraras mi nombre. ¡Gracias Isabel! Sigue haciéndonos pensar con tus reflexiones y que Dios te bendiga grandemente.


Pablo Salvador

 


¡TU ESCOGES!

La vida se mide según cuanto amas y según cuanto das.
Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.
Se mide por los compromisos que cumples y la confianza que traicionas.
Se trata de lo que dices y lo que quieres decir, sea falso o beneficioso.
Se trata de los juicios que formulas.
Se trata del celo, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.
Se trata de los sentimientos que llevas adentro, de como los cultivas y de como los riegas.
Pero la mayor parte se trata de si usas la vida tuya para tocar o envenenar el corazón de otros.
Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de otros... ¡Y de esas decisiones es de lo que se trata la vida!
 

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO