Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  18  de Mayo del 2003 - Nº 338

"VOLÓ HACIA LAS ESTRELLAS"

 “Jesucristo quitó la muerte y saco a la luz la vida y la inmortalidad del evangelio”. 2ª Timoteo 1:10

El viernes dia 9 de este mes, llamado el mes de las flores, nuestro querido hermano Antonio Muñoz Bernal, a sus treinta y dos años fue llamado por el Divino jardinero a ese Divino Paraíso que esta mucho más allá de las estrellas.

El fue cortado de esta tierra y plantado en el Paraíso Eterno, ese lugar a donde van los que un día creyeron en El.

La capilla del tanatorio de San Lázaro de Sevilla, no podía albergar a tantas personas que estuvieron en el acto de despedida de nuestro amado “Antoñito”, (así era llamado cariñosamente por todos), pues la bondad y generosidad de este joven llegaba al corazón de cada persona.

Fueron muchas las iglesias evangélicas de Sevilla las que estuvieron representadas en este acto de despedida, y también fueron muchos los pastores de nuestra ciudad los que acudieron a este acto.

Pepe Miranda, pastor de la Iglesia de Nueva Vida, tuvo una meditación sobre el libro de Job, exponiendo la esperanza bienaventurada de los creyentes en el señor Jesucristo, al cual veremos cuando rompamos el muro de nuestra materia, y empecemos a disfrutar de la vida Eterna prometida por Cristo en las Sagradas paginas del Nuevo Testamento.

Nuestro hermano M. Salvador, llevo la introducción y dirección de este acto, cerrándose el mismo con las intervenciones de un anciano de Nueva Vida y del pastor de la Iglesia en Utrera, Pedro Adorna.

Ahora nuestro hermano “Antoñito” goza de la vida plena de Jesucristo, pero sus familiares, sus padres y prometida, Elizabet Ruiz necesitan mucho de nuestras oraciones a fin de ser consolados y fortalecidos en Dios. ¡Hasta pronto hermano Antonio!


VISITA


El pasado domingo día 27 de Abril, nos visitaba nuestro querido hermano Juan A. Monroy. El predicó por la mañana en la Iglesia en Sevilla y por la tarde lo hizo en Dos Hermanas. Ambos temas fueron maravillosos. En Sevilla predicó acerca de las guerras religiosas y en Dos Hermanas nos habló acerca del crecimiento de la Iglesia. El iba muy feliz para Madrid, pues fue un día inolvidable. ¡Gracias querido amigo! Que Dios te bendiga.


SALUDOS DESDE BOSNIA



Nuestro hermano Paco Juliá nos manda saludos y abrazos para toda la Iglesia. El se acuerda mucho de nosotros y nos envía su amor, el nos dice que siempre nos tiene en sus oraciones. ¡Paco nosotros también te queremos! Y pedimos a Dios que El te guarde hasta que estés de nuevo con nosotros.
 

BAUTISMOS

“Así que los que recibieron su palabra fueron bautizados”. (Hechos 2:41).


El pasado domingo 11 de Mayo nuestra Iglesia vivió una de esas mañanas difíciles de olvidar. Nuestro local estaba completamente lleno y muchas personas estaban de pie. Cinco nuevas almas fueron añadidas por el Señor a nuestra Iglesia local. Ana Belén, Débora García, Yolanda Pérez, Pepe Benjumea y Jesús Maqueda. Tanto los bautismos como la predicación de la palabra fueron muy bien recibidas por todas las personas nuevas que asistieron.
Si Dios lo permite, otros hermanos ya se están preparando para dar el paso del bautismo, y que será posiblemente, para último de este mes de Mayo.


SIEMPRE CONFORME

Mi objetivo no es hacerle propaganda a la coca-cola, pero no dejo de reconocer que me gusta mucho. En ocasiones voy caminando por la calle, y el intenso calor me provoca agotamiento. Dirijo mis ojos hacia las vidrieras y allí las veo, le digo adiós y sigo mi camino.

Lamentablemente, el dinero que gano, no me da, como para tomarme el lujo de tomarme una refrescante coca-cola. Quisiera pero no puedo. Hay otras necesidades que tengo que cubrir. Lo que me pasa a mi le puede pasar a cualquier cubano. Siempre no podemos tomar o comer lo que queremos, debemos de conformarnos con lo que el Señor nos da.

El apóstol Pablo cuando le escribió a la Iglesia en Filipos le expresó: “Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad". (Filipenses 4:12)

Un versículo más adelante, sabemos quien fortalecía a Pablo, nuestro Señor Jesucristo. El mismo que nos da la confianza y la promesa que todos los días el nos regala un plato de comida. Aunque muchas veces no ha terminado el día y ya estamos pensando en mañana, porque hoy nos quedamos sin un grano de arroz.
Jesús fue explicito: “No os afanéis, pues diciendo: ¿Qué comeremos, o que beberemos, o que vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre Celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que no os afanéis, por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”. (Mateo 6: 31-34)

Hoy en nuestra mesa no esta todo lo que quisiéramos, pero si está, la paz del Señor. Quizás algún dia nuestra situación mejore y si no es así no importa. Somos herederos de la Jerusalén Celestial, allí no habrá necesidad ni hambre.

Para aquellos hermanos que leen este mensaje y están en otras latitudes, y pueden comprar lo que muestran las vidrieras de las tiendas, denle gracias a Dios y sean agradecidos.


Mario Torres Hernández - Cuba

 


LÁGRIMAS NOCTURNAS

Envueltos en sabanas de la noche,
No hay estrellas ni luna
Solo tinieblas muy oscuras,
Gemidos sin palabras, aguas húmedas,
Llantos de lagunas del alma,
Suspiros de tristezas
Que por amaneceres claman,
Ríos de lagrimas nocturnas.

Larga es la noche que oculta el alba,
Rompe el silencio de la pesada carga,
Ríos oscuros brotan del alma,
El pecado acusa la pesada carga,
Lágrima nocturna de la noche,
Larga alegría que espera la mañana.

Silenciosa noche,
Fluyen las nubes y el reloj se para,
La conciencia acusa
Golpe tras golpe, galopa la culpa,
Y la luz se esconde, derrama lagrimas.
¡Alma calla!
Que la culpa se lava
Con llanto y gracia,
La alegría viene al canto del alba.


Manuel Salvador
 

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO