Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  13  de Abril del 2003 - Nº 336

LOS GIRASOLES

¿Han visto los girasoles?

Se trata de una flor, que gira siempre en busca del sol. Y es por esa razón que es popularmente llamada girasol.

Cuando una pequeña y frágil semilla de dicha flor brota en medio de otras plantas, busca inmediatamente la luz solar. Es como si supiera, instintivamente, que la claridad y el calor del sol le harán posible la vida.

¿Y qué le sucedería a la flor si la colocáramos en un lugar bien cerrado y oscuro? Seguramente, en poco tiempo, se moriría.

Tal cual los girasoles, nuestro cuerpo físico también necesita de la luz y del calor solar, de la lluvia y de la brisa, para mantenernos vivos.

Pero, no sólo es el cuerpo el que necesita de cuidados para proseguir firme. El espíritu, igualmente la necesita para mantener encendida la llama de la esperanza.

Precisa del calor, del afecto, de la brisa, de la amistad, de la lluvia de bendiciones que viene desde lo alto. Sin embargo, es necesario que hagamos esfuerzos para respirar el aire puro, por encima de las circunstancias desagradables que nos rodean.

Muchos de nosotros permitimos que los vicios ahoguen nuestras ganas de buscar la luz y nos debilitamos día tras día como una planta mustia y sin vida y es entonces cuando nos dejamos enredar en el zarzal de la haraganería, de la desidia y reclamamos de la suerte sin hacer esfuerzos para salir de la situación que nos desagrada.

Y es allí, donde debemos recordar que para poder crecer de acuerdo con los planes colocaremos a nuestra disposición todo lo que necesitamos. Es en el amparo de la familia donde recibimos sustentación y seguridad en todos los momentos...

La presencia de los amigos en las horas de alegría o de tristeza, impulsándonos hacia adelante. Son las posibilidades de aprendizaje que surgen a cada instante en el recorrido, haciéndonos más claros y preparados para decidir cuál es el mejor camino a tomar.

Pero, ¿Qué sucede con nosotros cuando nos encerramos en la oscuridad de la depresión o de la melancolía y así permanecemos por voluntad propia?

Debemos entender que tenemos que buscar un plan de felicidad para cada uno de nosotros y que para alcanzarlo, es preciso que busquemos los recursos disponibles.

Es preciso que imitemos al girasol.

Que busquemos siempre la luz, incluso cuando las tinieblas insistan en rodearnos.

Es necesario buscar el apoyo de la familia en los momentos en que nos sentimos desanimar.

Es necesario buscar la ayuda de los verdaderos amigos cuando sentimos nuestras fuerzas debilitándose.

Cuando las nubes negras de los pensamientos tormentosos cubran con oscuro manto el horizonte de tus esperanzas, y la depresión te asedie el alma, imita a los girasoles y trata de respirar el aire puro, más allá de las circunstancias desagradables.

Cuando las dificultades y los problemas se hagan insoportables, intentando sofocar la disposición para la lucha, recuerda a los girasoles y busca la luz.

Dolores Venegas


REUNIÓN ESPECIAL DE ORACIÓN

El pasado jueves 3 hubo una respuesta masiva de los miembros de nuestra iglesia, junto a la de Nueva Vida, para orar intensamente por la completa recuperación de nuestro hermano Antonio. La reflexión de la Palabra la Hizo el pastor de Nueva Vida, Pepe Miranda. Sabemos por fe que Dios va a responder a las oraciones de todos los hermanos.

SE MARCHA

Nuestro hermano Paco Juliá, debido a su trabajo, ha sido destinado a Bosnia durante seis meses, ni decir tiene que debemos orar por nuestro hermano y su familia, y decirle que Dios va a estar con el cuidándolo y protegiéndolo cada día hasta su vuelta de nuevo a nosotros. Hermano que Dios te bendiga y te ayude.

VISITAS

El pasado domingo nos visitaba nuestro hermano José Maria Segura del ministerio Dou-Konia. Este hermano nos llevó en el mensaje de la Palabra y fue una mañana maravillosa. Gracias y que Dios te bendiga.

NUESTRO PASTOR ENFERMO

Nuestro pastor Manuel Salvador se encuentra en la cama a causa de unos fuertes dolores de espalda. Debemos de orar por el para que Dios pronto lo levante, pues lo necesitamos con nosotros.


RECLAMANDO LA PROMESA
 

Hace pocas noches me dirigía por la ruta que une Tel-Aviv con Beersheva, y casi llegando a Beersheva, me detuve a contemplar la noche. Sabia que Abraham recorrió ese camino, y que el mismo cielo que yo miraba el había visto cuando Adonai lo saco fuera de su tienda y le hizo ver las estrellas para prometerle una descendencia así de numerosa.

Allí estaba yo, en plena noche, mirando esas estrellas y el horizonte, cuando vino sobre mi, la convicción, que AUN hay promesas por cumplirse, que aún , hay tierra que conquistar, que aún hay bendiciones, aunque solo veas el terreno estéril y sin frutos.

Y ese es el mensaje de hoy amigo/a, tal vez estas como Abraham, reclamando la promesa, preguntándote, por que no hay respuesta a esa oración, déjame decirte: ¡Fortalécete en Dios!

Hay caminos que debemos recorrer antes de entrar en la tierra prometida,o antes de heredar las promesas. Ese camino depende en gran parte de nuestra FE y de nuestra OBEDIENCIA.

Si fallas en alguna de estas cosas, el camino se dilatara mas de lo previsto y culparás a Dios por tus fracasos. Si caminas por FE como Abraham , aunque no existan posibilidades, ¡El Eterno será siempre tu posibilidad!

Dile a Jesús en este momento, que quieres heredar todas las promesas que te corresponden, ora con fe y determinación .

Aunque estés en el desierto, recuerda que allí estaba la tienda de Sara.

En tu desierto, eleva tu mirada a los cielos, y podrás ver multitud de estrellas ...tal como las viera Abraham.

Ángel Gerber (Web de Recursos Cristianos)


JÓVENES A PRUEBA

Como jóvenes nos vemos en una difícil situación, estamos pasando por una complicada etapa de nuestras vidas, es un momento en el cual nuestra fe esta siendo puesta a prueba.

Cuando un hijo de Dios va creciendo con el paso de los años se va haciendo más maduro, va experimentando situaciones que le hacen adquirir más experiencia, esta se va acumulando y poco a poco vamos desarrollando lo que se conoce como confianza, que es el resultado de haber sido testigos del poder de Dios en situaciones iguales o parecidas.

Por qué cuento todo esto, ni más ni menos que para explicar que como jóvenes, y por lo tanto inexpertos, nuestra confianza en Dios está depositada más en la esperanza que en la experiencia.

Nos duele como a los que más la situación de nuestro hermano y amigo

Antonio Muñoz, y quiero hacer un énfasis en lo de amigo ya que no sólo lo queremos por mandato divino si no por pura y maravillosa amistad y ya se sabe "hay amigos que son más que hermanos".

Para nosotros, al igual que para todos, es un momento duro y difícil y del cual todos debemos aprender.

Personalmente creo que es un error el plantearse el por qué pasa esto ahora. ¿Por que él? …la pregunta deberías ser ¿Para qué?, ¿Para que me dé cuenta dé qué?...

Confiamos y estamos esperanzados en el sentir de que Dios es soberano y que su poder infinito, y de que no se nos cae un pelo de nuestra cabeza sin que él lo sepa, y que Él es el único que obra maravillas inexplicables para el hombre, y que la oración del justo salvara al enfermo y tantas cosas que nos alivia pensar que de Dios son nuestras vidas y que a él se las ofrecemos pues "ya no vivo yo más vive Cristo en mi"

Gracias Dios mío por esta esperanza y gracias por que sabemos que tu voluntad se va a perfeccionar en nuestro hermano y amigo Antonio.

P.D: desde el grupo de jóvenes queremos hacer llegar nuestro ánimo y oraciones a Elisabet y su familia y a los padres de Antonio, y para Antonio nuestro más fuerte abrazo y el profundo deseo de poder verte pronto entre nosotros.

GRACIAS DIOS MÍO POR LA FAMILIA QUE NOS DISTE POR MEDIO DE TU HIJO JESUCRISTO

José Antonio Pérez Carrión

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO