Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  16  de Febrero del 2003 - Nº 332

ESCUELA PARA SABIOS

A la misma puerta de entrada a esta universidad del conocimiento preside una placa con letras escritas y grabadas de oro puro cuyo texto resume lo que los estudiantes recibirán en sus aulas del saber autentico y que moldearan su verdadero carácter humano convirtiéndolo en hombre sabio. Ahora leemos lo que está escrito a la entrada de la escuela:

“Para entender sabiduria y doctrina

Para conocer razones prudentes,

Para recibir consejo de prudencia,

Justicia, juicio y equidad;

Para dar sagacidad a los simples,

Y a los jóvenes inteligencia y cordura.

Oirá el sabio y aumentará el saber,

Y el entendido adquirirá consejo

Para entender proverbios y declaración,

Palabras de sabios y sus dichos profundos.”

El principio de la sabiduría es el temor de Dios. Prov. 1:2-7

Así está escrito por el divino decano de la escuela para los que buscan la verdadera sabiduría, pero tristemente son muy pocos los que entran por sus puertas como internos residentes, a pesar de ser gratuita para todos los que quieran ser sabios. Esta escuela no es laica, es decir, que no prescinde de Dios, sino muy al contrario, Dios está en la base misma de todo su conocimiento impartido a los que vienen a ella y en todas y cada una de sus asignaturas resuma la sabiduría que trae al hombre y a la mujer su misma y verdadera razón de seres pensantes, y Dios está en cada lección de esta cátedra del conocimiento para el bien hacer y el bien vivir a los humanos en una autentica ética social que también esté impregnada de proyección de dimensiones celestiales y eternas.

Esta escuela de los proverbios tiene pocos estudiantes. Son casi nulos el numero de los que acuden a ella, sus enseñanzas no van con el estilo de la filosofía de este mundo que solo busca lo pasajero y lo chabacano, lo superficial y vació tras lo cual se amontonan las mayorías que viven muy alejadas del temor de Dios y que es un requisito para la escuela de la sabiduría eterna.

EDITORIAL

PRESENTACION

El pasado 2 de febrero fue un domingo muy precioso para las familias de Paco y Chari. Por la mañana nuestros hermanos trajeron a su pequeñito Abraham López Iglesias para ser presentado la Señor y también a la congregación. Fue un acto muy emotivo y simpático. Ese mismo domingo fue presentado por la tarde al Señor en la Iglesia de Cristo en Dos Hermanas, en donde nuestro hermano Juan Varela dio un precioso mensaje de la Palabra. Deseamos para el pequeño Abraham y su familia las mas ricas bendiciones del Señor.

SALIDA AL CAMPO

Anunciamos a la congregación que para el próximo 28 de febrero que es la fiesta del Día de Andalucía, y si el tiempo lo permite, saldremos al campo para pasar todos juntos un día de comunión y descanso en el amor de nuestro Señor. Sobre el lugar y hora de salida se anunciará en el culto del domingo 23.

ELLOS NECESITAN DE TI

Hay hermanos y hermanas que están soportando el fuego de las pruebas y necesitan del poder divino para seguir luchando contra los aguijones que inoculan dolencias en su cuerpo y en sus espíritus ellos necesitan de las oraciones de sus hermanos a fin de ser sanados o fortalecidos en sus pruebas. Pedimos los ruegos y suplicas para los siguientes hermanos: Concha Franco, Dalia, Merchi, La hermana de Noelia, Antonio Gil, Carmen Cabezas, Maria Saeta, Encarnación Cosa y su hijo Fernando Expósito, David Ruiz Naranjo, Trinidad, Loli Mallen, Javier y Mª Victoria ... “Y la oracion de fe salvará al enfermo y el Señor lo levantará” Santiago 5:15

SOLO FALTAN 58 DIAS

A partir de hoy faltan 58 dias para la celebracion de nuestro X Retiro de Semana Santa. Si Dios lo quiere este año lo tendremos en el bonito pueblo de Aracena en una residencia que reúne bastantes comodidades y que está ubicada en un precioso paraje de la sierra. Un lugar muy espacioso y sin tener que compartirlo con ningún otro grupo. Todo el espacio de la residencia será para nosotros. Desde aquí os pedimos vuestras oraciones por este retiro. Este año y como un pequeño adelanto los temas a meditar estarán enfocados hacia la familia ¡Orad al Señor y apúntate ya mismo!


¡CUIDADO CON LOS NIÑOS! 2

Un día una niñita estaba sentada observando a su mamá lavar los platos en la cocina. De repente notó que su mamá tenía varios cabellos blancos que sobresalían entre su cabellera oscura.

Miró a su mamá y le preguntó inquisitivamente, "Por qué tienes algunos cabellos blanco, Mami?"

Su mamá le contestó: "Bueno, cada vez que haces algo malo y me haces llorar o me pones triste, uno de mis cabellos se pone blanco."

La niñita digirió esta revelación por un rato y luego dijo, "Mami, ¿por qué TODOS los cabellos de mi abuelita están blancos?


Un niñito de tres años fue con su papá a ver una camada de gatitos recién nacidos. De regreso a casa, le informó apresuradamente a su mamá que había dos gatitos y dos gatitas.

"¿Cómo supiste?" le preguntó su mamá.

"Papá los levantó y miró por debajo," replicó el niño. "Creo que allí tienen la etiqueta."


Todos los niños habían salido en la fotografía y la maestra estaba tratando de persuadirlos a cada uno de comprar una copia de la fotografía del grupo.

"Imagínense qué bonito será cuando ya sean grandes todos y digan: 'Allí está Catalina, es abogada,' o también 'Ese es Miguel. Ahora es doctor."

Sonó una vocecita desde atrás del salón, "Y allí está la maestra. Ya se murió."


PALOMA BLANCA

No extiendas tus alas

De cristal blanco

Que la noche es negra

Y quiere ensuciarlo,

Que viene el jinete

Y en su mano el palo,

No salgas del nido

Mi pájaro blanco,

Ni lleves en tu pico

De tu árbol santo,

Que llueve en la tierra

Los ríos del llanto.

Paloma no vueles

Del cielo tan bajo,

Que no son los soles

Con su luz brillando,

Que son los fulgores de muerte

Cruzando con las nubes rojas,

Con la sangre de hermanos,

No vueles de noche mensajera blanca,

Que apuntan las armas tu bondad santa.

¡Que bello es tu vuelo,

Grande es tu quebranto,

Porque el hombre no ve

Los ríos de tu llanto!

No extiendas tus alas

De cristal blanco,

Paloma de la paz

Cada vez mas alto

Que la tierra no quiere

El amor de tu canto.

MANUEL SALVADOR.

Ir al principio

Volver a índice TESTIMONIO