Cabecera "Testimonio"

http://www.idcsevilla.org

DOMINGO  7 de Abril del 2002 - Nº 313

“Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas y setenta palmeras, y acamparon allí junto a las aguas”
Éxodo 15:27

He tomado este texto del libro del Éxodo, colocándolo como cabecera a mi pequeña crónica de lo que ha significado en mi experiencia personal la celebración de nuestro IX Retiro Espiritual vivido en un paraje precioso de la Sierra Norte de Sevilla durante los días 27 al 30 de Marzo. Hacer una relación de los hechos acontecidos en ese corto periodo de tiempo, vivido tan intensamente, se me hace del todo imposible; tendría la necesidad de reunir a todos los asistentes a nuestro encuentro a fin de que entre todos pudiéramos contar las experiencias vividas en esos días. La verdad es que sin caer en la exageración hemos vivido en un oasis de dulzuras espirituales en Cristo, que nos aliviaron de muchas amarguras, que algunos de nosotros llevábamos en nuestros corazones. En este oasis espiritual de los lagos del Serrano hemos encontrado descanso bajo las palmeras del amor dulce de Jesucristo, en el cual hemos bebido en sus aguas refrigerantes, de sus deliciosas fuentes de su espíritu, que nos hicieron nadar de los caudalosos ríos de Su gracia. Nuestro IX Retiro ha sido una gran fiesta espiritual, una nueva experiencia de renovación interior. Hemos sido reconfortados y avivados en nuestra fe. Hemos oído mensajes maravillosos de corazones quebrantados e inspirados en los textos sagrados de la Biblia. Hermanos como Manolo García, Antonio Cruz, Juan Hernández, Jesús Manzano, fueron los instrumentos tomados por Dios para darnos palabras de vida y de poder, que nos han revitalizado nuestra fe. Los tiempos de alabanzas y oraciones desde antes de amanecer, en los intermedios y por las noches, crearon una atmósfera celestial tal que podíamos palpar y sentir al Señor muy cercano, y sentirnos acariciados por su mano. Ninguno de los que estuvimos en este retiro deseábamos dejarlo. Ha sido como estar viviendo un pequeño anticipo del cielo que nos espera mas allá de las estrellas. ¡Cuánto amor fraternal se ha manifestado en este retiro de convivencia! ¿Cuántos bellos testimonios de hermanos que nos llenaron de gozo! también nos hemos reído con obras de teatro de los jóvenes, que hicieron las delicias de los niños y mayores. Damos gracias al Señor por todas las experiencias que nos han conducido mas a El aun en medio del desierto del mundo, por el que vamos de peregrinos en nuestra marcha hacia Canaán. Terminábamos nuestro Retiro con acciones de gracias, y emprendíamos de nuevo la marcha hacia nuestras obligaciones, pero esperando nuestro próximo oasis.

Queremos dar las gracias a todos los que han hecho posible la organización y celebración de este Retiro, sin ellos no hubiera sido posible.

MANUEL SALVADOR


¡GRACIAS POR TODO!

No encontraría palabras para definir lo que ha significado para mi vida y la de otros muchos el IX encuentro juvenil celebrado en Almerimar (Almería) los días 28 al 31 de abril, aprovechando el puente de Semana Santa. Todos llegamos muy cansados, al mismo, el día 27 por la noche, pero enseguida nuestros corazones se entrelazaron unos con otros. El tiempo no acompañó, pero esto no importó para que el gozo de todos los que estábamos allí fuese en aumento. Todo fue organizado tan perfectamente que me impresionó. Los organizadores no pararon de trabajar, de preocuparse de todo, y digo de todo porque estaban pendientes hasta del ultimo detalle. Todo fue una sorpresa para mi. Me encantaría mencionarlos a todos uno a uno, pero podría dejarme a alguien atrás y seria un gran error de mi parte. Todas las iglesias representadas por estos jóvenes, y los padres y madres de cada uno de ellos pueden sentirse orgullosos de sus hijos, pues fueron un ejemplo en todo. He visto con mis propios ojos jóvenes responsables, maduros y preparados; y si Dios lo quiere en un futuro muy cercano los veremos realizando trabajos importantes en el movimiento de las Iglesias de Cristo. A nada le ponían mala cara, todo lo preparaban con alegría y siempre dispuestos a servir con sencillez y alegría en sus corazones.

Ojalá no haya que esperar un año, de nuevo, para vernos o hacer algo juntos. Un potencial así no se puede dejar solo para dentro de la iglesia y un retiro al año.

Hasta luego fue la despedida entre lagrimas. Dios quiera que así sea. Os quiero a todos de corazón, un beso y un abrazo. Gracias por todo.

PABLO SALVADOR

Ir al principio


PADRE NUESTRO DE LA PAZ

PADRE, eres que miras por igual a todos tus hijos, a quienes ves enfrentados.

NUESTRO también lo eres, y lo eres de los cinco mil millones de personas que habitan la tierra, de toda raza y nación.

QUE ESTAS EN LOS CIELOS y también en la tierra, en cada hombre y mujer, en los humildes y en los que sufren.

SANTIFICADO SEA TU NOMBRE pero no con el estruendo de las armas, sino con el susurro del corazón.

VENGA A NOSOTROS TU REINO, pero el de la paz y el amor, y aleja de nosotros los reinos de la tiranía y explotación.

HAGASE TU VOLUNTAD en todas partes, en el cielo y en la tierra, y que tus deseos no sean obstaculizados por los hijos del poder.

DANOS EL PAN DE CADA DIA. Ese pan que está amasado con paz y justicia. Aleja de nosotros el pan de la cizaña que siembra envidia y división.

DANOSLO HOY porque mañana puede ser tarde, los misiles están apuntando y quizás alguien algún día los pueda disparar.

PERDONANOS, no como nosotros perdonamos, sino como tu perdonas, sin lugar al odio o al rencor.

NO NOS DEJES CAER EN LA TENTACION de almacenar lo que no nos diste, de acumular lo que otros necesitan y mirar con recelo al de enfrente.

LIBRANOS DEL MAL que nos amenaza, de las guerras y de los millones de toneladas de armas que están en este mundo.

“Padre queremos vivir en paz”

 

Recopilado por Ana.

Ir al principio

Volver al boletín actual